Accueil / Art et culture / Transferts culturels / Etudes modernes / Los jardines de La Granja de San Ildefonso : (...)

Los jardines de La Granja de San Ildefonso : Felipe V entre Marly y Versalles

María Jesús Herrero Sanz

Herrero Sanz, María Jesús, « Los jardines de La Granja de San Ildefonso : Felipe V entre Marly y Versalles », dans Bulletin du Centre de recherche du château de Versailles, 2012

Résumé de l’article

El Real Sitio de La Granja de San Ildefonso surgió en 1720, cuando Felipe V adquirió a los monjes jerónimos de Segovia la posesión llamada “Granja de San Ildefonso”, a los pies de las montañas de Guadarrama, en un entorno paisajístico excepcional. Esta propiedad había sido de los reyes de Castilla : Enrique IV hizo construir en 1450 una ermita bajo la advocación del santo. Años después, en 1477, los Reyes Católicos la donaron al monasterio de Jerónimos del Parral, en Segovia, quienes la convirtieron en una “granja” de recreo.
Felipe V, nieto del rey Sol, educado en los ambientes cortesanos y festivos de Versalles y Marly, encontró en el bosque de La Granja de San Ildefonso el lugar idóneo para su retiro terrenal y espiritual. La topografía del lugar le proporcionó un aislamiento natural para alejarse de la bulliciosa Corte madrileña. Una de las primeras intervenciones fue el trazado del jardín y para ello recurrió a artistas franceses como René Carlier y Étienne Boutelou. Los juegos de agua de las fuentes en plomo se animan con espléndidas esculturas en mármol realizadas por René Frémin y Jean Thierry, escultores franceses que habían trabajado en los jardines de Marly.

Lire la suite (Revues.org)